Fotografía de Coolmonfrere

Terruño de vientos y montañas

Por | Enodidáctica | No hay comentarios
Eolo Hipótada, quien vivía en la isla de Eolia, era, para los griegos, el dios de los vientos, capaz de desatarlos todos juntos y provocar la desgracia, como hacerlo de uno en uno y resultar beneficioso. Como en toda la mitología griega, junto a los dioses hay una pléyade de semidioses, héroes, etc. Los dioses secundarios del viento eran los amenoi (de hecho, el aparato capaz de medir la intensidad del viento recibe el nombre de anemómetro por ellos). Cada uno de los cuatro puntos cardinales, así como los puntos intermedios entre ellos, contaban con su propio amenoi. Estos eran ocho, aunque los cuatro principales eran: Bóreas (norte), Noto (sur), Céfiro (oeste) y Euro (este). Se les podría considerar vientos favorables en esa permanente dualidad entre el bien y el mal del mundo griego antiguo, siendo los otros cuatro vientos, como corresponde a hijos del monstruo Tifón, violentos y funestos. Leer más

Fotografía de J_Florence

Terruño: el poder del agua

Por | Enodidáctica | 2 Comentarios
Para los griegos, que siempre vivieron de cara al mar, la importancia y el temor con el que adoraban al dios de las aguas es fácil de comprender. Poseidón, hermano de Zeus, era un dios terrible, señor de las tormentas, capaz de cataclismos sin fin si no se le rendía el culto debido. Los romanos lo adoptaron bajo el nombre de Neptuno, al latinizar a la divinidad etrusca equivalente, Nethuns. Leer más

Fotografía de James Whitesmith

Terruño: La temperatura, el Sol y sus mitos

Por | Enodidáctica | No hay comentarios
Sígannos, no se pierdan, cuidado con esta entradilla, no se vayan a dar con el titular, procuren no quedar cegados con el deslumbrante sol de la imagen principal. ¿Ya están todos? Bien, continuaremos adentrándonos en la comprensión del terruño y, por si fuese poco, hoy visitaremos a algunos dioses, atúsense el pelo, acicálense lo necesario, por favor, comprendan que estas deidades son realmente arcaicas, al menos tanto como los orígenes del ser humano y son muy dadas a los ceremoniales y aunque sus ritos ya parecen olvidados, aún se regocijan al vernos postrados ante la congoja de nuestra incomprensión. Para llegar hasta aquí hemos partido de la definición general del terruño, para lo que nos tuvimos que arrastrar por los suelos, proseguimos preguntándonos por la influencia del clima y, ahora, pretendemos indagar sobre el influjo del astro rey y la temperatura, acompáñennos.  Leer más

Cook Jones

El terruño: La influencia del clima

Por | Enodidáctica | No hay comentarios

“Mieux vaut saison que laboraison” (viejo dicho francés).

Que el clima influye en cualquier actividad agraria, parece una verdad de Perogrullo. Tan obvia como el interés del hombre por dominar a la Naturaleza, en pro de su propio beneficio. Esto ha sido así desde el comienzo de los tiempos, o al menos desde que optó por el sedentarismo. Pero para poder controlar algo, primero hay que entenderlo y, por tanto, no es de extrañar que, desde siempre (al menos desde que algunos les diese por discurrir), se haya recurrido a los dioses y a la mitología para dotar de una explicación a todo. La razón de la sinrazón.

Leer más