Vino de la semana

La Bota 55 de Manzanilla “Navazos”

Bodega Equipo Navazos (origen: Miguel Sánchez Ayala)
D.O./Zona Manzanilla de Sanlúcar de Barrameda
Tipo de vino Manzanilla
Elaboración/Crianza 7 años en bota
Variedad/es Palomino
Precio aproximado 20 euros

Comentario

Esta sección suele traer vinos que nos han gustado y queremos compartir con nuestros queridos lectores. La idea es que sean vinos que quien nos lea pueda comprar y disfrutar, sin tener que remover Roma con Santiago para obtener una botella, ni dejarse los cuartos en ella.

Sin embargo, en esta ocasión, mucho me temo que voy a recomendar un vino difícil de encontrar, correspondiente a la saca de noviembre de 2014. ¿Que por qué os cuento la fecha de la saca? Pues muy sencillo, porque en el caso de esta manzanilla implica que ya hubo otras anteriores (botas 4, 8, 16, 22, 32 y 42) y, por tanto, puede que haya más después.

Este vino proviene de la sanluqueña bodega de Sánchez Ayala, lo cual es decir mucho para Equipo Navazos que tuvo aquí su origen. De aquí salió su Bota 1 de Amontillado y de aquí surgió su nombre, pues alguno de sus edificios bodegueros se localizan en una zona robada al estuario del Guadalquivir y antiguamente abundante en navazos.

Nunca reivindicaremos lo suficiente la capacidad para envejecer de estos grandes vinos.

Aromas que impregnan la estancia desde su descorche, con una salinidad que va dejando paso a yodados y a una inexplicable sensación de redondez, sin necesidad de haber probado el vino. La cornucopia olfativa no se detiene, siguen la mermelada de naranja amarga, los caramelos, ahora citronela, y así una paleta casi sin fin. En boca sorprende por su finura y delicadeza, vino que pese a su graduación acaricia el paladar, lo más parecido que encuentro es definirlo como terciopelo. Una untuosidad en perfecto equilibrio con la frescura que aportan los suelos de albariza y que dejan un colofón en boca de almendras apenas tostadas.

Comida

Sabida es la capacidad de los vinos generosos para llevarse bien con cualquier plato. Así que aquí sólo les aconsejamos que experimenten y se sorprendan.

4 Comments

  • Vicente Vida dice:

    Hola Lorenzo
    No se si darte las gracias, por ponernos los dientes largos con ese vino. La verdad es que de las “botas” que saca el Equipo Navazos uno puede elegir casi con los ojos cerrados, sabiendo que el disfrute está casi asegurado.
    Es cierto que, contrariamente a la opinión más extendida, estos vinos envejecen realmente bien. A mi me gusta dejarles en la bodeguilla algunos años y me he llevado sorpresas más que gratas.
    En cuanto a los maridajes, concuerdo contigo en su versatilidad. Yo, a falta de esta manzanilla, voy a probar el Tio Pepe en rama con un guiso con las primeras alcachofas de la temporada. A ver que tal.
    Saludos
    Vicente Vida

    • Lorenzo Alconero dice:

      Hola Vicente.

      Opino como tú, son vinos disfrutables desde que salen al mercado, pero con unos años de guarda alcanzan otra dimensión. En el caso de la Bota que nos ocupa, estos tres años han potenciado todas sus virtudes, ofreciendo aún más finura y untuosidad.

      Guardo como oro en paño las Botas número 1, 6 y 14. Aún no sé cómo lo he hecho para no aguantar sin bebérmelas 😀

      Por cierto, pocos vinos hay capaces de acompañar unas alcachofas, pero precisamente un vino tan exrtremadamente seco y con baja acidez como Tío Pepe en rama, le irá a la perfección. No dudes en comentarnos qué tal.

      Un saludo.

  • Vicente Vida dice:

    Hola
    Pues el “experimento” no pudo salir mejor. Tenía miedo de que se repitieran los olores metálicos que había notado cuando tomaba alcachofas con algún tinto, ero para nada. La salinidad y la sequedad del vino acompañaron a la perfección el ligero amargor de las alcachofas.
    Saludos
    Vicente Vida

  • Lorenzo Alconero dice:

    Hola.

    Me alegro de que saliese bien, era lo esperado, pero luego depende del modo de elaboración de las alcachofas y de los gustos de cada cual.

    Un saludo.

Leave a Reply