Vino de la semana

La del Terreno 2015

Por 28 septiembre, 2017 Cata2, Vino de la semana 2 Comentarios
Bodega La del Terreno
D.O./Zona Jumilla
Tipo de vino Tinto
Elaboración/Crianza Ocho meses en fudres usados de roble francés
Variedad/es Monastrell
Precio aproximado 18 euros

Comentario

Julia Casado se formaba como violonchelista en la Musik Hochschule de Mannheim-Heidelberg -sí, en Alemania- mientras en la universidad de Orihuela estudiaba ingeniería técnica agrícola. No es que, al igual que la Dama Azul -Sor María Jesús de Ágreda-, tuviera la capacidad de bilocarse -estar en dos sitios a la vez- sino que compaginó los estudios como buenamente pudo. Su trabajo de fin de carrera fue sobre vino y aprovechó para hacer prácticas en una bodega del Palatinado. Allí descubrió que lo de estar entre viñas era lo suyo y se puso a estudiar enología. Después hizo un máster en sostenibilidad, se fue a Cuba a estudiar agro-ecología, hizo más prácticas en Vega Sicilia, se fue al valle de Uco en Argentina, luego a Uruguay y, finalmente, regresó a Murcia, su tierra. Tras una pequeña prueba en 2013, se lanzó a elaborar su propio vino, La del Terreno -así es como los paisanos llaman a la monastrell– en la añada 2015. Lo hizo en solitario y desde cero, comprando la uva y las barricas y alquilando un espacio en una bodega de Jumilla.

La del Terreno 2015 tiene un pequeño inconveniente de entrada: está cerradísimo. Inicialmente se hace presente esa ligera “peste” reductiva que necesita mucho aire para desaparecer. Denle bastante tiempo. Sean pacientes. Tras un buen rato se manifiesta la fruta roja madura -mora-, después aparece un suave aire floral y de fondo queda el siempre misterioso aroma a tierra. En boca tiene un tacto realmente bueno, tenso y aterciopelado, que resulta cautivador. Es muy lineal, con la acidez justa y se mueve con un equilibrio excelente entre intensidad y longitud.

Julia Casado dice que este vino procede de una “parcela normalita” de Jumilla que se utilizaba para hacer un vino básico. Esta añada le ha servido para financiar, junto a un crédito ICO, una pequeña bodega modular en Bullas en la que, en medio de las obras, ha elaborado el vino de 2016. Parece ser que las de Bullas no son “parcelas normalitas”, así que nos vamos a imaginar que el vino va a ser superior al de la primera añada, que ya está bastante bueno. Ojo, tenemos expectativas.

Una parcela normalita…

Comida

Este vino tiene que ser gloria bendita con unos gazpachos de los que hacen en Yecla -Murcia- que, curiosamente, ¡es mi pueblo!

2 Comments

  • Vicente Vida dice:

    Hola Carlos
    Desde luego a Julia no le importa nada viajar, debe ser una persona digna de conocer. No es tan raro que personas con la sensibilidad de apreciar y amar la música, tengan ese don especial de conectar con el terreno, que es fundamental para hacer vinos especiales. ¿No te parece?
    Tomo nota de este Jumilla y espero los siguientes. ¿Es fácil encontrarlo en Madrid?
    Saludos
    Vicente Vida

Leave a Reply