Accesorios para vino

By 16 Enero, 2014 Desván 15 Comments
Accesorios para el vino

Cuando empecé a interesarme por el mundillo del vino, fui comprando un montón de accesorios y cacharritos que hoy en día ya no uso. El vino como afición, al igual que otras muchas, puede ser un auténtico coladero de gastos absurdos. Sin embargo, en mi opinión, hay unos pocos accesorios para vino que sí son prácticos y esenciales.

 

copas

Copas de vino

Es preferible beber en copa que en vaso o chato, pues permite que el vino se oxigene debidamente y, además, es más cómodo meter la napia si quieres oler. Otra ventaja de la copa es que puedes sujetarla evitando que se caliente el vino. Las hay de muchos tipos en función del vino que se vaya a beber (Borgoña, Burdeos, chardonnay, syrah, de vino blanco, de Champagne, etc.). Es recomendable que el cristal sea lo más fino posible, lisas y transparentes ¡Cuidado! hay algunas marcas muy caras (y seguramente buenas), pero se rompen con solo mirarlas.

 

sacacorchos

Sacacorchos

El sacacorchos también es imprescindible, a no ser que bebas Don Simón de tetrabrick. Cierto es que hay algunos vinos con rosca, pero la gran mayoría están cerrados con corcho. Hay sacacorchos de muchos tipos: de palanca, plegables o de camarero, de alas, de pared, incluso eléctricos o de aire comprimido. Para mí, el más cómodo, fácil de usar y sencillo es el sacacorchos plegable de dos tiempos, además, lleva una pequeña navaja para cortar la cápsula del vino.

 

cortacapsulas

Cortacápsulas

Los corta-cápsulas son un invento cómodo y útil. En un segundo y un giro de muñeca puedes desprenderte de la cápsula de la botella. Aun así, es totalmente prescindible si tenemos a mano un cuchillo o navaja. Incluso con la punta del sacacorchos se puede cortar bien la cápsula.

 

coravin

Coravin

Este es, según Robert Parker, uno de los mejores inventos recientes en el mundo del vino. Sirve para poder tomarte una copa de vino sin descorcharlo y sin que éste sufra la entrada de oxígeno y su consiguiente oxidación. Realmente es un capricho que sólo compensa si tienes buenos vinos de añadas viejas; se puede comprar por unos 290 euros.

 

recogegotas

Recogegotas / Antigoteo

Esta especie de anillo para el cuello de la botella es casi inútil. Puede que este accesorio evite que las gotas de vino resbalen por la botella pero acabas manchando la mesa o el mantel casi siempre. En casa, de toda la vida, hemos puesto una servilleta de papel a modo de bufanda, eso sí, no tiene tanto glamour. Aquí también influye la técnica: se puede servir el vino de tal modo que, girando la botella un cuarto de vuelta mientras la vas poniendo en posición vertical, se evita que la gota caiga; no es infalible, he visto a muchos sumilleres mancillar el mantel impoluto.

 

laminas

El verdadero recogegotas: Lámina antigoteo

Este sencillo elemento circular de plástico o aluminio garantiza no desaprovechar ni una sola gota de tu Château Lafite Rothschild. Se venden en paquetitos con varias unidades, en algún caso se vende una sola unidad de aluminio; la enrollas como un canuto, la introduces por la boca de la botella y sirves el vino como un auténtico someller. También podemos usar un vertedor o escanciador de vino, prácticamente idéntico a las láminas, es rígido e incorpora una base de goma para que se adapte bien a la boca de la botella.

 

tapones

Tapones

Por lo general es recomendable terminarse una botella de vino el mismo día que la abres, sobre todo si es un buen vino. En el caso contrario, puedes taparla con el mismo corcho o puedes usar un tapón. Los hay de mil tipos: de silicona, de corcho, metálicos, incluso lo hay con una pequeña bomba de aire para extraer el oxígeno y evitar que el vino se oxide.

 

termometros

Termómetro

Otro accesorio pedante… Vale, cada vino debe beberse a una temperatura adecuada, según el gusto de cada cual o según la recomendación de la bodega, pero tampoco es necesario medirlo con un termómetro ¿no? Si tienes una vinoteca puedes ajustarla a tu gusto y si no, pruebas el vino y decides si beberlo enseguida, esperar un poco o meterlo en el frigo un rato.

 

vinotecas

Vinoteca

Seguramente no tengas una bodega bajo tierra en tu casa a una temperatura constante de 12ºC durante todo el año, eso es un privilegio que a muchos nos gustaría tener… Una solución mucho más asequible es comprarte una vinoteca, sólo recomendable si te interesa tener vinos de guarda o si quieres servir el vino siempre a la temperatura exacta. A partir de unos 100 euros, hay una amplia gama de precios, en función de su capacidad, calidad de los materiales y prestaciones; algunos modelos pueden refrigerar a diferentes temperaturas y otros son verdaderos elementos decorativos.

 

manga enfriadora

Manga enfriadora

Las hay de plástico, tela, neopreno… es un accesorio útil cuando hace calor y no quieres dejar calentar el vino, especialmente blancos y espumosos, pero ¡ojo! la manga está congelada y podemos enfriar demasiado el vino.

 

decantadores

Decantador

Hay vinos que precisan ser decantados un tiempo antes de beberlos, especialmente si tienen crianza. Yo me compré uno muy bonito y lo tengo para… decorar. Si no vas a beberte la botella en cinco minutos, es mejor dejar evolucionar el vino en la copa o en la misma botella.

 

aireadores

Aireador / oxigenador

¡Qué accesorio más cool! Hace la misma función que un decantador pero en cuestión de segundos. Lo colocas a modo de escanciador y hace pasar el vino por un serpentín (o sistema parecido) a la vez que lo sirves. Queda muy bonito, pero también puede ser una bonita forma de estropear el vino.

 

escupideras

Escupidera

Ideal para una cata, absurdo para uso doméstico. Si tienes que probar 20 (o más) vinos, no te queda más remedio que escupir después de probar si no quieres llegar rodando a casa.

 

15 Comments

  • expovinalia dice:

    Hola deciros que nos ha gustado mucho el articulo.
    saludos

  • Miguel dice:

    Yo uso mucho (casi siempre, vaya), el anillo recogegotas. Bien servido el vino, con su cuarto de vuelta, la posible gotilla queda en el anillo. Eficacia 100% si se hace bien.
    Saludos!

    • Joan Mora dice:

      Cierto Miguel, si sabes servirlo bien haciendo un buen giro de muñeca, no puede fallar. Pero para los más amateur siempre es más cómodo usar una lámina o un vertedor.
      Gracias por leernos! Saludos 🙂

  • Alvaro dice:

    Muy entretenido como todos los que escribis… suscribo casi todo y tengo varios chunches de los que mencionais. Al final para mi lo mas util es un sacacorchos de “camarero” de dos tiempos, un anillo o una lamina (al final uso mas el anillo porque la quitar la lamina la suelo liar) y lo que me parece imprescindible si vas a gastarte el dinero en vino es una vinoteca decente. Si no, en las casas actuales con la calefaccion en invierno, o te tomas el vino con cuchara, o lo metes en la nevera un rato antes que no puede ser bueno para los pobrecitos…

  • hola gracias por los consejos muy útiles para los fieles seguidores en la cultura del vino un un saludo de su segunda casa mexico .

  • Miguel ivas dice:

    Agrdesco mucho su orientacion, muy valiosa para mi tan desinformao en este tema.

  • Luis Romera dice:

    Por fin!!! Alguien que se dedica al vino y trata de pedantes los cacharritos inútiles que sólo sirven para impresionar a uno que todavía es más tonto que tú…

  • Luis Porras- dice:

    Me sirvió mucho el artículo porque mi hijo me regaló hace algún tiempo una caja con 2 vinos y todos los artículos mencionados (excepto por supuesto la vinoteca) y aunque suponía el uso de cada cual, me amplió el horizonte.👍

  • jimena alea dice:

    hola!

    vivo en la ciudad de mexico y quisiera comprar una escupidera, alguien me puede recomendar un sitio donde vendan este tipo de accesorio?

    gracias 🙂

  • Laura Del Río Mendoza dice:

    Buenas tardes!!!

    Podrán enviarme su portafolio y asesorarme como puedo adquirir sus producto?

  • Angela Farfan dice:

    Hola desde Santa Cruz Bolivia, me han ayudo un mundo. Voy a por una Boutique Gourmet y me interesaba saber sobre los elementos que acompañarían el vino

Leave a Reply