Peñafiel 1979 y el origen de una D.O.

Etiqueta de la botella Peñafiel Reserva 1979

Todos los vinos que nos interesan tienen detrás una historia, pero hay algunos que son la propia historia. En el caso que nos ocupa, la botella que aquí les traemos narra la crónica del nacimiento de una Denominación de Origen (D.O.) un tanto singular en su formación, Ribera del Duero.

Piensen que muchas de las D.O. se crearon a principios del siglo XX, a raíz del germen de regiones con una fuerte vinculación histórica con el vino, como fueron los casos de Jerez, Rioja, Ribeiro, Valdepeñas, etc. ¿Acaso no contaba la comarca con raigambre suficiente como para la creación de una D.O.?

Obviamente sí. Los restos arqueológicos permiten datar el consumo de vino en la zona desde hace 2.500 años. También lo atestigua la notable presencia romana en el territorio, con el mosaico de Baños de Valdearados, en el que se representa a Baco triunfal, como mejor ejemplo; o el monasterio de Santa María de la Vid, fundado en el siglo XII. Sin olvidar la presencia de la celebérrima bodega Vega Sicilia que venía elaborando vino en la región desde 1864.

Los orígenes de Bodegas Protos

En cualquier caso; que no hubiese una reglamentación que amparase y protegiese los vinos del territorio, no significa que no existiesen bodegas más allá de la citada Vega Sicilia. Sirva como por ejemplo la protagonista de este texto, la Sociedad Cooperativa de Peñafiel “La Primera en la Ribera del Duero”. Creada en 1927 por la iniciativa de 11 viticultores, en 1947 cambió a Cooperativa Bodega Ribera del Duero de Peñafiel y así llegó hasta la constitución de la nueva D.O., el 21 de julio de 1982. Es entonces cuando decide ceder su nombre a la recién estrenada Denominación de Origen Ribera del Duero, sin duda un noble gesto con el que se buscaba el bien común antes que el beneficio particular.

Puestos a tener que buscar un nuevo nombre para la bodega, se decidieron por Protos, cuyo significado etimológico proveniente el griego antiguo y combina las formas de “primero” -recuerden: “La Primera en la Ribera del Duero”-, con el superlativo “pro”.

Peñafiel cosecha 1979 (Reserva)

De este modo llegamos a este vino que aquí les presentamos. Una botella de la añada de 1979 de la bodega primigenia de la actual Protos, la Sociedad Cooperativa de Peñafiel y que, como pueden observar en las fotografías, muestra ya la contraetiqueta de la, por aquel entonces, recién inaugurada Denominación de Origen.

En el caso de que alguno de ustedes se pregunte cómo es posible que, siendo de la añada de 1979, luzca el sello de la Denominación si ésta no se creó hasta 1982, piensen que, al tratarse de un reserva, han de pasar por lo menos tres años de crianza previos a su comercialización, así que es muy probable que esta botella fuese uno de los primeros reservas amparados por la D.O. Ribera del Duero, por tanto y, nunca mejor traído, ¡el primero de la Primera! Un vino que es en sí mismo un documento vivo de la historia de una Denominación.

2 Comentarios

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.